Fiducia en Garantia

Cuando un cliente tiene un deuda (puede ser a un banco o a otra persona particular, un prestamista por ejemplo), le puede entregar a la Sociedad Fiduciaria uno o más de los bienes que tenga para que con ellos respalde la deuda que tiene. En el caso en que no pueda cumplir con esa deuda, la Sociedad Fiduciaria saca a la venta los bienes que el cliente le otorgo y con el dinero recaudo pagar la deuda que tenía.

La persona a quien se le debe el dinero, también conocido como (acreedor), cuenta con la tranquilidad de tener una garantía por parte de la Sociedad Fiduciaria, ya que el acreedor sabe que si incumple la deuda, la Sociedad Fiduciaria interviene para procurar pagarle su dinero. Pero no solo la Fiducia en Garantía respalda a un solo acreedor, también lo puede hacer con varios acreedores a la vez, según la cantidad de deudas que tenga siempre y cuando los bienes que le han entregado a la Sociedad Fiduciaria tengan un valor suficiente para cubrir todas tus deudas.

La fiducia en garantía puede presentarse en las siguientes modalidades:

Fiducia en garantía propiamente dicha: Es el negocio fiduciario que consiste en la transferencia irrevocable de la propiedad de uno o varios a título de fiducia mercantil o la entrega en encargo fiduciario irrevocable, con la finalidad de garantizar el cumplimiento de obligaciones propias del fideicomitente o de terceros, a favor de uno o varios acreedores. La garantía se realiza de conformidad con las instrucciones contenidas en el contrato, mediante la venta o remate de los bienes Fideicomitidos para que, con su producto, o mediante dación de pago, se cancele el valor de la obligación garantizada.

Fiducia en garantía y fuente de pagos: Es el negocio fiduciario que consiste en la transferencia o entrega irrevocable a una Sociedad Fiduciaria de un flujo futuro de recursos producto de una cesión de derechos económicos a favor del fideicomitente, que se destinan a garantizar el cumplimiento de una obligación y a la atención de la deuda producto de la misma.

Fideicomiso de activo y/o flujo: Consiste de un fideicomiso cuyo objetivo es servir de garantía del cumplimiento de obligaciones que una empresa (fideicomitente) mantiene frente a uno o varios terceros (fideicomisarios). Estas obligaciones pueden incluir repago de financiamientos, emisiones de bonos, cumplimiento de acuerdos, entre otros.

Fiducia con recursos del Sistema de Seguridad Social y otros relacionados: Es el negocio fiduciario que, en términos generales, consiste en la entrega de sumas de dinero o bienes a una Sociedad Fiduciaria, transfiriendo o no su propiedad, para que ésta los administre y desarrolle la gestión encomendada por el constituyente. Se pueden dar las siguientes modalidades:

Pasivos pensionales: Es el negocio fiduciario que consiste en la entrega a una sociedad fiduciaria de recursos para la administración, inversión y constitución de reservas y garantías destinadas a la atención y/o normalización de pasivos pensionales, tales como el pago de mesadas pensionales, cuotas partes pensionales o cualquier otra obligación derivada de dichos pasivos.

Fondo Voluntario de Pensiones administrado por la Fiduciaria, que le permite ahorrar e invertir de manera periódica y disciplinada para cumplir sus propósitos a mediano y largo plazo a través de multiportafolios diversificados de acuerdo con su perfil de riesgo y sus expectativas de rentabilidad. Adicionalmente le brinda la oportunidad de obtener beneficios tributarios.

Recursos de la seguridad social: Es el negocio fiduciario que tiene como finalidad la entrega a una sociedad fiduciaria, de recursos destinados a algunas operaciones relacionadas con el sistema de seguridad social en las áreas de salud y riesgos profesionales, para ser administrados por ella.

Cuenta Escrow también llamada fideicomiso o cuenta de depósito en custodia o en garantía, es un mecanismo que se usa en una compraventa para asegurar que el pago llega al vendedor y que el bien o servicio hace lo propio con el comprador.

Adquirencias con las adquerecias, los recursos provenientes de las ventas que realice la empresa con tarjetas débito y/o credito, ingresan al Fideicomiso para atender las obligaciones financieras con un establecimiento de crédito con una entidad financiera.

Concesiones, con este producto el cliente podrá cumplir con los requisitos exigidos por la entidad contratante, al tiempo que encarga funciones como la contabilización de cuentas del proyecto, la realización de los pagos a los proveedores y la administración e inversión de los recursos, proporcionando así transparencia ante el Gobierno, inversionistas y financiadores.